Clasificación M (Mature 17+)

Mario….Donkey Kong….Mega Man. Franquicias que formaron parte de mi niñez. Pero esperen, ¿qué hay en común en estas franquicias? Bueno, son aptas para todo público. Tanto niños como jóvenes y adultos disfrutan de dichos títulos, pero…..si hay para todo público debe de haber para mayores. Y así fue como  un día me topé con la famada franquicia Mortal Kombat y mis ojos no creían lo que veían….sangre, decapitaciones, mutilaciones, etc. Era algo digno de reconocer. Sentía que jugaba algo prohibido, algo que mis padres verían con desagrado. Sin embargo, lejos de alejarme, me mantenía en el juego. Esto era totalmente distinto a lo que yo conocía de los videojuegos.  Años más tarde, me regalaron un Nintendo 64. Contaba únicamente con Mario Kart 64 y lo disfruté. Un día, mi hermano mayor, estando en vacaciones vino a visitarme. Salió un fin de semana y volvió a casa con un juego que en su portada mostraba a un guerrero nativo-americano, con cuchillo en mano, peleando contra un dinosaurio. Inmediatamente me llamó la atención y al ver como jugaban mi hermano y mi padre quise entrar a la acción. Era todo un espectáculo. Con variación de armas: un arco, un cuchillo, pistolas, escopetas, lanza granadas y demás luchaba por mi vida que quería ser tomada por dinosaurios, guerreros y monstruos. La adrenalina que sentía por evitar que me lastimaran, los enemigos literalmente volando por los cielos al usar el lanza granadas, la exploración de cuevas tenebrosas y la imponencia de mutantes me brindaron una experiencia como pocas. Había dado otro paso hacia los juegos de clasificación M, que en ese entonces, eran menos explícitos que lo hay hoy en día. Al paso de unos cuantos años llegó a mí una de mis franquicias favoritas: la de Metal Gear. Así como las experiencias anteriores, Metal Gear Solid me dejó marcado. Esta vez no todo era solo violencia. Había situaciones maduras, algo de humor negro, contenido sexual, etc. Todo esto presentado de una forma cinematográfica que me hacía reflexionar sobre la vida con sus momentos de angustia, de injusticia, de superación personal, de cuestionamientos sobre el porqué estamos aquí y que propósito tenemos.  Eso fue parte de mis inicios con los juegos de clasificación M, ah y no me hagan empezar con el rey de las irreverencias: Conker’s Bad Fur Day.

¿Cuáles fueron tus inicios?

Luffy

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s