A todos lados

En los últimos años me he topado con momentos en los que debo hacer tiempo. Tiempo para esperar una hora fija, que salga de viaje, esperar a un amigo, etc. En varias ocasiones, para matar tiempo, me llevaba mi GameBoy Advance o mi DS. Era algo que antes no manejaba. Por alguna razón, nunca tuve un gran deseo de tener un GameBoy o GameBoy Color. Me parecían entretenidos pero sin razón suficiente para querer uno.

Con la salida del GameBoy Advance fue cuando una consola portátil me llamó más la atención. Mi primer juego fue el de Super Mario Advance, que siendo tomado de la versión que salió en Super Mario All Stars y con algunos detalles extras, lo disfruté bastante. Aprecié mucho más la ventaja de poder llevarlo a donde quisiera; no tenia que conectarlo a la televisión, no batallaba en
cargarlo o trasladarlo de un lado a otro, entre otras cosas.

Sigue jalando Mario

En tiempo presente corro con un problema, mi DS está fuera de servicio. En un descuido de mi hermano se rompió una parte
de la zona que permite que se abra y cierre la pantalla superior. La pantalla estaba floja y no se quedaba fija.  En ocasiones, la pantalla se zafaba. Un día de ponerme a moquearle para colocarla en su lugar ya no prendió el DS. Me quedé sin DS y empecé a extrañar mis juegos. En ese punto confirmé  la importancia que ya le daba a una consola portátil. Y bueno, tendré que esperar a conseguir un Nintendo 3DS y/o mandarle a Nintendo mi DS para que me lo reparen.

En paz descanse...

Luffy

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s