Satisfacción Garantizada

Ha habido juegos que me rompen la cabeza por su alto nivel de dificultad, sin embargo, mi necedad llega a tal grado que intento una y otra vez para conquistarlos. Es todo un camino de peligros, enemigos fastidiosos, jefes imperdonables, y hasta cierto punto cansancio mental. Los siguientes juegos los considero como los que me han dado una gran satisfacción al lograr pasarlos:

Ninja Gaiden (NES)

Para quienes han tenido la oportunidad de jugarlo sabrán a lo que me refiero con decir que es un juego difícil, ya que tiene muchos enemigos fastidiosos que normalmente sitúan en lados que pueden provocarte una muerte inmediata. Me ha brindado momentos de fastidio y enojo por ese tipo de situaciones que te hacen decir que el juego es injusto. A pesar de eso, es un buen juego, tiene buena música, la historia es intrigante, y te da cierta satisfacción cuando consigues voltearles la tortilla a los enemigos.  Cuando finalmente logre pasar el último nivel sentí un gran alivio; mi esfuerzo y dedicación me consiguió esa victoria final que anhele por un tiempo.

Castlevania III

Una de mis entregas favoritas de la franquicia. Tiene los elementos que hicieron al primer Castlevania un clásico de la colección del NES y más contenido que lo expandió considerablemente. El detalle es que también la dificultad aumentó. No importaba por cual camino me fuera, ya que siempre me topaba con algún nivel que considerara imposible. Muchas veces vi la pantalla del GAME OVER y me regresaban al principio del nivel. A diferencia del Ninja Gaiden, una de las cosas que hacía fastidioso a Castlevania III es que te mueves relativamente lento. Después de todo el tiempo que te tomó acercarte al final del nivel y que seas derrotado resulta abrumador; te hace pensar si quieres volver a pasar por todo el nivel o no. Vencer a Dracula estaba como para llorar por la alegría que sentí de poder haber triunfado.

Metroid

En mi opinión, considerado como la entrega menospreciada de la serie. A diferencia de los demás títulos (excepto por Metroid II), en esta entrega tienes menos opciones como la falta de un mapa que te ayude a ubicarte. Tenías que memorizarte los cuartos o diseñar tu propio mapa para poder recordar los lugares visitados o próximos a visitar. Dejando eso, también había enemigos fastidiosos que te bajaban rápidamente la vida si no tenías suficiente cuidado. Una vez que llegué contra Mother Brain y la exterminé de una vez por todas, fui recibido en brazos por una última secuencia y música que me decía
“hiciste un buen trabajo”.

Zelda II: The Adventure of Link

La primera vez que jugué Zelda II inmediatamente acaparó mi atención por lo diferente que era a los otros Zeldas. Tenía una vista en 3D al explorar la tierra y una vista en 2D al momento de entrar en combate o lugares como pueblos. También tenía pequeños elementos de un RPG como el conseguir puntos de experiencia con los que incrementabas la fuerza de tu espada, la duración de tu magia, y la duración de tu vida. Como se encuentra en esta lista es porque su dificultad es elevada, y es que los enemigos aprovechados y buscadores de tu muerte instantánea están por todos lados. Otra cosa es que, como es costumbre en un Zelda, debes hablar con los aldeanos para que te den pistas de donde encontrar objetos de ayuda que te permitan continuar. Lo peor de todo es al momento de perder todas las vidas, ya que te regresan al principio. Esto se puede arreglar en parte cuando consigues ítems que te permitan tomar atajos, pero si llega a resultar tedioso tener que llegar nuevamente a uno de los palacios. El último palacio es todo un laberinto y poder derrotar al último jefe me llenó de orgullo.

Ghosts N Goblins (versión Arcade)

Había tenido la dicha (¿o tal vez desgracia?) de probarlo e inmediatamente supe que se trataba de un juego muy difícil. Lo había fichado como uno de los juegos difíciles que me gustaría pasar, así que un día que me enteré que lo subieron a la Consola Virtual del Wii me decidí a bajarlo. Me recibió a puñetazo limpio, pero como lo haría un boxeador, buscaba los golpes y miraba hacia un punto abierto para atacar y evitar que me dominaran. Lo más desquiciado de la serie de Ghosts N Goblins es que debes pasar el juego 2 veces para pasarlo en definitiva. Al pasarlo una vez te regresan al principio y de ahí debes llegar otra vez al último nivel. Créanme que se necesita mucha paciencia para lograr eso.

Mega Man 3

Tiempo atrás cuando era niño disfrutaba jugar Mega Man 3. Era como una especie de Super Mario Bros. llevado a un nivel extremo. Por extremo me refiero a que disparabas, te barrías, brincabas, obtenías distintas armas, a los enemigos les encantaba hacerte el camino difícil, y el diseño de los niveles intimidaba. Tiempo después, por ahí en mis años de preparatoria, jugué de nuevo Mega Man 3 y reiteré el porque nunca había conseguido pasarlo de niño. Ya que llegue con el Dr. Wily y lo derroté quedé muy satisfecho, pues uno de mis capítulos inconclusos de mi infancia había concluido.

Esos son los juegos de los que tengo mayor frescura de haber conseguido terminar pese a su alto nivel de dificultad. Considero que gracias a ellos se me ha generado una apreciación por buscar juegos difíciles y disfrutarlos aunque hasta cierto punto me traten feo.

¿Cuáles han sido sus momentos de gloria?

Menciones Honorificas: Contra – Double Dragon II – Ikaruga 
                                                          JetForce Gemini – REmake – Super Mario RPG

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Videojuegos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s